Whatsapp Espia – El cazador cazado

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text]

Ya deberíamos estar acostumbrado a esto. Si algo parece demasiado bueno o ilegal, seguramente además de ser ilegal tenga alguna que otra “complicación” añadida …

En esta ocasión la noticia ha sido la detención en Murcia de un joven “espabilao” de 23 añitos que aprovechándose de la vena “maruja” que todos tenemos en el fondo hizo que la tentación de poder espiar el Whatsapp de cualquiera fuese irresistible para un montón de confiados “consumidores de información”. Y no creáis que pocos picaron, no, nada mas lejos de la realidad, el joven en cuestión ha sacado en poco mas de dos meses algo mas de 40.000 €, todo un sueldazo, vamos.

El método para llevar a cabo su timo era cuanto menos curioso, ya que poco a poco iba usando los propios datos de los incrédulos que lo intentaban para retro-alimentar su timo. Os contamos mas o menos como iba el timo :

A través del propio Whatsapp nos llega una invitación a visitar una página web con apariencia de incluso pertenecer a la misma red social y con la promesa de que de forma gratuita (o casi) podremos espiar a nuestros conocidos y conocer los mensajes que envían y reciben a través de esta aplicación.

Para acceder a descargar la aplicación, como es lógico, nos piden que nos identifiquemos con los datos de acceso a Whatsapp (Número de teléfono, clave, etc.). Como es de suponer esos datos que hemos facilitado van a parar a una base de datos que usará el timador para enviar miles y miles de mensajes a nuevas posibles victimas.

Una vez hemos picado en esta trampa nuestra cuenta de Whatsapp esta a disposición del timador. Además nos redirige a la página en la que podremos descargar la fantástica aplicación que nos dará paso a ese universo de información … Ups, pero antes hemos de enviar un mensaje (eso si, solo uno) a una cuenta premium mediante SMS. Este SMS tendrá un coste aproximado de 1,45€ para el remitente y casi todo ese dinero ira a parar al bolsillo del timador a través de una empresa legal que se encarga de gestionar esos mensajes.

Una vez enviado el mensaje nos proporciona un enlace en el que podemos descargar la aplicación para espiar a nuestros amigos. Como es de esperar no se produce ninguna descarga de ninguna aplicación, tan solo un eterno “Espere….”, jajajaja, ya hemos picado. Nos ha costado el dinero y además hemos dado nuestros datos a un timador que los usará para intentar convencer a nuestros propios amigos y contactos del Whatsapp de que descargen esta aplicacion para poder espiar a cualquiera (incluidos nosotros, curiosa paradoja) …

Se nos queda cara de gilipollas, pero bueno “al fin y al cabo tampoco ha sido tanto dinero, ¿no?”. Bueno un poco nuestro y otro poco de miles como nosotros han permitido sacarse ese sueldo extra a este joven cuya carrera profesional ya promete.

Además esta el otro detalle : ¿Quien puñetas va a denunciar que ha sido víctima de una estafa al intentar descargar un programa para cometer un delito? (Si, espiar las conversaciones de los demás es un delito tipificado), así que con la complicidad de los propios afectados este ingeniero ha podido hacerse una pequeña fortuna en muy poco tiempo. Menos mal que como todo no puede ser perfecto, se ha corrido la voz y al final se han enterado los “buenos” de lo que estaba pasando y han reaccionado a tiempo.

Ya os lo hemos dicho en muchas ocasiones, por favor, tened cuidado con este tipo de cosas, aunque pensándolo bien : Si pensabas espiar las conversaciones ajenas con este sistema TE LO MERECES POR GILIPOLLAS.

Enga a seguir bien … Tened cuidado ahí fuera.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Author: lorenzo@zotano.com

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *